Daniele Aresu y Andrés Vega

Emprendedores lanzan criptomoneda para comercializar energías renovables

  • El proyecto es apoyado por Cowork Atacama y Chrysalis Incubadora de Negocios, ambas áreas estratégicas de la Dirección de Incubación y Negocios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Corfo, entre otras entidades públicas y privadas.

Una nueva criptomoneda chilena llamada Solar Token será lanzada el 8 de octubre a la venta mundial y contará con una característica especial: su valor cuenta con un equivalente en kilowatts-hora de energía eléctrica, producida únicamente en proyectos de generación sustentable.

Esta nueva criptomoneda, que busca democratizar, descentralizar y fomentar el consumo y la transacción de energía renovable no convencional, es impulsada por un grupo de emprendedores, quienes conforman la empresa Belinus, plataforma de transacción y fomento de energías verdes.

“El proyecto nace por nuestro interés en el desarrollo de energías renovables. Al ver cómo aprovechar la tecnología Blokchain para estos fines, decidimos crear la herramienta, lo que implicó un profundo estudio de los mercados energéticos, para poder desarrollar un modelo de negocios que asegure la masificación”, comenta Andrés Vega, uno de los cofundadores del proyecto.

Andrés Vega, además asegura que “el Blockchain genera confianza y elimina intermediarios, lo que conlleva beneficios económicos y de funcionamiento para los usuarios. Nosotros realizaremos contratos PPA (Power Purchase Agreement) entre personas, lo cual cuenta con condiciones claras y automáticas, con el objeto de resguardar los intereses de las partes”.

Por su parte, Daniele Aresu, otro de los cofundadores del proyecto, comentó que “la búsqueda de un proveedor adecuado para desarrollar el token fue vital.  Contactamos a varias empresas tanto en Chile como en el extranjero, hasta que nos decidimos por la empresa Génesis Zero, compañía de Dubái especialista en ciberseguridad y desarrollo criptográfico, quienes integraron distintos tipos de servicios en la criptomoneda, desarrollando lo necesario para las operaciones de transacción, entre otras”.

El proyecto Solar Token es impulsado gracias al apoyo de Corfo, a través del Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE) y también de distintas entidades privadas y gubernamentales, relacionadas al desarrollo de energías renovables, tales como la Asociación Chilena de Energía Renovable y Almacenamiento, la Asociación Chilena de Energía Solar A.G y  Cowork Atacama y Chrysalis Incubadora de Negocios, ambas áreas estratégicas de la Dirección de Incubación y Negocios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, entre otros.

Silvia Zuleta, directora regional de Corfo Atacama destacó la iniciativa y la contribución que este proyecto pueda hacer al desarrollo de estas nuevas tecnologías. “Como gobierno del Presidente Sebastián Piñera, tenemos la misión de contribuir a insertar a Chile en la cuarta Revolución Industrial. En este contexto, debemos explorar nuevos usos de la tecnología que contribuyan a generar avances en productividad, nuevos modelos de producción basados en la economía del conocimiento y transformar digitalmente nuestra economía regional y nacional. Es por esto que, como Corfo, apoyamos emprendimientos innovadores como Solar Token, que buscan contribuir al desarrollo de la industria de energías renovables utilizando herramientas de las nuevas tecnologías, posicionándose como referentes para otros emprendedores que buscan abrirse camino en estos nichos de mercado”, señaló la directora de Corfo.

Por su parte, Alejandra Tapia, directora de Cowork Atacama comenta que “El trabajo que ha realizado Chrysalis Incubadora de Negocios con el proyecto Solar Token, centra su propuesta de valor en conexión con potenciales clientes o usuarios de la plataforma, para validar las primeras hipótesis de su modelo de negocios. Por otro lado, realizamos la activación de trabajo con la red de Mentores por Chile, quienes a través de sus procesos de mentorías han logrado potenciar aspectos comerciales y de vinculación directa con los más altos niveles corporativos en la generación de ERNC. Ahora, lo que nos convoca es poder activar nuestras redes nacionales e internacionales para aumentar el alcance de potenciales compradores de la criptomoneda Solar Token, con el objetivo de masificar esta nueva forma de comprar y vender energía”.

Mientas que José Ignacio Escobar, presidente de la Asociación Chilena de Energía Renovable y Almacenamiento y uno de los mentores de Solar Token, señala que “es un proyecto muy innovador que permitirá democratizar las transacciones de energía, poder acceder a mercados internacionales a través de estos tokens virtuales y principalmente ayudar a los mercados de energías renovables en Chile y el mundo”.

El equipo de Solartoken hoy cuenta con la participación de distintos especialistas en el mundo de las criptomonedas, luego de que la compañía Génesis Zero se sumara como parte activa del proyecto, el cual tiene como objetivo final lograr un impacto colectivo en la forma de consumir y comercializar energías renovables, incrementando los recursos de un mercado sustentable.

El día jueves 1 de octubre será realizada una venta privada del Token, para luego abrir a la venta pública el jueves 8 del mismo mes. Para mayor información pueden visitar el sitio web www.belinus.io

Daniele Aresu y Andrés Vega

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *