Iván Tapia junto a Felipe Ramírez - copia

Jóvenes de Copiapó crean atrapanieblas amigable con el medio ambiente

  • En el marco del programa Móvil Maker de la PUCV.

Un equipo de jóvenes de Copiapó, trabajan para crear el prototipo del proyecto “Marpachanoi”, un atrapanieblas con forma de cactácea que incluirá un sistema de vibración con energía solar, características que le permitirá diferenciarse de los captadores de agua ya existentes. Este trabajo se desarrolla en el marco de un proceso de aceleración del programa Móvil Maker, que acerca las nuevas tecnologías a los jóvenes de Atacama, impulsado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso a través de Chrysalis y Cowork Atacama y financiado por los Fondos de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Atacama.

El equipo Marpachanoi, está compuesto por cinco estudiantes del Liceo Tecnológico de la capital regional: Barbara Latorre, Felipe Ramírez y Nayarly Hidalgo quienes este año cursarán tercero medio e Iván Tapia y Jim Arellano de cuarto medio, además del profesor guía Marcelo Rojas.

Iván Tapia, uno de los creadores del proyecto en fase de prototipo, recalcó que el objetivo principal es ser “amigable con el medio ambiente en cuanto a lo visual, por ejemplo, si tú ves una malla negra es muy invasivo y la idea es que, con nuestro prototipo con forma de cactácea, al verlo no vas a sentir que es tan invasivo.”

En esta misma línea, Iván relata que además buscan “centrarse en los tiempos de sequía, periodo en que muchos animales se mueren por deshidratación, entonces con la cactácea de color verde los animales no se van a sentir en peligro, ni que están invadiendo su hábitat y podrán tomar agua de nuestro captador”.

Respecto al nacimiento de la idea, Felipe Ramírez joven de 16 años expresó que “esta idea surgió para contribuir en la escasez hídrica, porque viviendo en Copiapó notamos que hay mucha falta de agua, antes el río no traía nada de agua, estaba seco, simplemente tierra. Esa fue la motivación que tuvimos, no ver agua en nuestro entorno nos llevó a crear este atrapanieblas”.

A largo plazo, los creadores de Marpachanoi proyectan que su producto pueda ser utilizado por pequeños agricultores. “Pesamos instalar nuestro atrapanieblas en agricultura principalmente, no necesariamente en sectores agrícola tan grandes, sino que al ser algo compacto y sencillo, podemos trabajar con agricultores pequeños, porque el costo sería mucho más bajo que hacer un pozo para explotar napas subterráneas y sería menos dañino”, argumentó Ramírez.

Por otro lado, Felipe Ramírez, respecto a su participación en el programa comenta que qué “ser parte del Móvil Maker ha sido una muy buena experiencia, he conocido e interactuado con gente que jamás creí conocer, he aprendido cosas nuevas como programación y a trabajar con programas como modelado en 3D. Nunca me imaginé que íbamos a llegar hasta acá, todo esto surgió como una idea que fue tomando vida propia, no pensábamos llegar tan lejos como a la gira que hicimos a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, donde pude conocer carreras que me llaman la atención como electrónica”, argumentó Felipe Ramírez.

Es importante mencionar que, este proyecto forma parte de un proceso de aceleración que se desarrolla durante el periodo estival en el laboratorio de prototipado de Cowork Atacama y que es liderado por profesionales de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y sus áreas estratégicas Cowork Atacama y la Incubadora de Negocios Chrysalis, sede Atacama.

Esta etapa, el programa Móvil Maker ha incluido talleres como plan de trabajo y modelo de negocios, prototipado temprano, diseño e impresión 3D y programación en Arduino, tras los cuales se espera obtener un prototipo de los proyectos, los que serán exhibidos en una feria a comienzos del año escolar.

 

 

Iván Tapia junto a Felipe Ramírez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *